Quiero tener una página web

Francisco Chávez TrejoWeb0 Comments

Este es el tercero y último de los artículos con información sobre como poder contar con un sitio web propio. Ya sea que tengas un negocio, seas un emprendedor, o simplemente por hobby desees contar con un blog para expresarte, estos artículos podrán darte una idea sobre como comenzar.

1er artículo: La importancia de un dominio web

2o artículo: Como elegir un proveedor de hospedaje web

En este artículo veremos la parte de diseño web: la apariencia de tu imagen ante el mundo.

Igualmente que en los artículos anteriores en este apartado tienes varias opciones a elegir:

  1. Desarrollar un sitio web por tu cuenta.
  2. Contratar parte del desarrollo
  3. Contratar a un profesional para que haga el servicio.

Debes tener en cuenta que el sitio web que desarrolles será la imagen que des a tus clientes en todo momento

Estos tres puntos difieren en cuanto al monto que tengas presupuestado a invertir, el tiempo que desees destinar a realizar esta tarea (que no es nada fácil por más sencillo que parezca) y también difieren en la imagen final que darás a tus clientes.

Antes de empezar debes tener en cuenta que el sitio web que desarrolles será la imagen que des a tus clientes en todo momento. Deberá de ser una imagen agradable, comprensible y respetuosa. Un sitio web que busca atraer clientes debe siempre dar la mejor imagen al mundo, y eso dependerá de la planeación que hagas antes de desarrollarlo de cualquiera de las tres maneras.

  1. DESARROLLO POR TU CUENTA

Para este método si cuentas con conocimientos HTML básicos podrás realizar tu sitio web sin problema.

Para los que no tienen dichos conocimientos pueden usar plataformas como wix.com. La ventaja que tienen sobre otros sitios es que puedes desarrollar un previo de tu página web con plantillas y ajustes sencillos, y si deseas ya realizar el salto a un sitio web en forma pagar por el paquete premium. De lo contrario si no pagas tu dominio no será una página propiamente sino un subdominio (medicaser.wix.com en lugar de www.medicaser.com por ejemplo) y además tu sitio web podría tener anuncios sobrepuestos lo que le quita seriedad.

  2. CONTRATAR PARTE DEL DESARROLLO

En este formato puedes usar una parte de código y una parte de tu habilidad y conocimiento, siendo muchas veces una solución óptima para las personas que tienen tiempo para actualizar su sitio web pero no tienen el presupuesto para contratar a un profesional de tiempo completo.

Con este formato puedes solicitar que se implemente una plataforma como Joomla, Drupal o WordPress (la que más recomiendo).

Estas usan formatos de plantillas, donde puedes tomar elementos previamente desarrollados y adaptarlos a tus necesidades. La gran ventaja es que no tienes que empezar de cero.

Además si tienes un control óptimo de tu servidor puedes instalar tu mismo WordPress y ahorrar en ese servicio.

De ahí en más la inversión por una plantilla profesional (nunca compres plantillas piratas, están llenas de virus) es de aproximadamente USD$60 lo cual no es un costo muy alto para un desarrollo bastante elegante. Recalco que debes tener tiempo para hacerlo ya que algunas plantillas si llevan bastante tiempo en ser adaptadas a tus necesidades y algunas son muy cuadradas y no permiten edición alguna (a menos que sepas programación HTML y CSS claro).

  3. CONTRATAR A UN PROFESIONAL

Aunque sea la opción de mayor costo, muchas veces la relación tiempo beneficio es la más óptima. Por ejemplo en Crea Conexiones podemos desarrollar un sitio web en 1 semana desde cero contando con la información que requieres implementar en tu sitio web.

Los costos en empresas que se dedican a este servicio oscilan mucho desde los $3000 pesos por un desarrollo web hasta los $35000 pesos por un sitio con tienda en línea.

Lo más importante antes de contratar a un profesional es conocer sus servicios, revisar su perfil y portfolio de proyectos y tomar una decisión educada. Como algo bien sabido los consejos que todo mundo conoce:

Lo barato sale caro. Siempre revisa opciones antes de decidir sólo por precio y no compres por impulso.

Los parientes en los negocios, como el sol: Mientras más lejos mejor. No te recomiendo contratar “al sobrino de mi compadre que es bien bueno para las computadoras”. Muchas veces el servicio recibido deja mucho que desear y no puedes exigir como a una empresa que lleve un contrato de por medio (claro que puede haber excepciones).

Además habrá profesionales que te apoyemos con el servicio completo desde la compra del dominio hasta la entrega de tu nuevo y flamante sitio web. Eso sí, como comenté en el primer artículo: Siempre asegúrate que el dominio web esté a tu nombre.

Una vez que tu sitio web esté terminado, tu incursión a la red de redes no termina ahí. Haz dado el primer paso para poder llegar a tus clientes de una manera continua e inmediata, pero que sigue?

Que tus clientes te conozcan. De lo contrario aunque tengas el mejor dominio, el hospedaje más seguro y el diseño más atractivo, si el mundo no te conoce es lo mismo que tener tu empresa con puertas cerradas.

Próximamente te daré más ideas sobre como promocionar tu sitio web y que el mundo te conozca.

Gracias por tu tiempo.

Sobre el Autor

Francisco Chávez Trejo

Twitter

Consultor en Marketing Digital y soluciones en línea. En constante proceso de certificación en herramientas en línea. Apasionado de Gadgets y Videojuegos.

Comparte este artículo

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *